lunes, octubre 08, 2012

Nuevo Laredo, México: Capturan a La Ardilla miembro de los Zetas

La Secretaría de Marina Armada de México presentó la mañana de este lunes ante los medios de comunicación a quien dice ser Salvador Alfonso Martínez Escobedo o Carlos García, identificado como La Ardilla, presunto responsable de la matanza de 72 migrantes indocumentados en agosto de 2010 en San Fernando, Tamaulipas.
 Al encabezar la presentación, el vocero de la Secretaría de Marina (Semar), José Luis Vergara, dio a conocer que Martínez Escobedo es también el presunto responsable de recientes fugas de reclusos, entre ellas la ocurrida en el penal de Piedras Negras en días pasados, cuando escaparon 132 internos y que constituyó la más numerosa evasión de reclusos en la historia carcelaria del país.
La tarde de este domingo, la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) reportó la captura de La Ardilla. De acuerdo con la dependencia federal, La Ardilla es el presunto jefe regional de la organización delictiva de Los Zetas en Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila.
El vocero de la Semar indicó que el 6 de octubre, a las 19:00 horas, fue asegurado en Nuevo Laredo quien se identificó como Salvador Alfonso Martínez Escobedo o Carlos García después de que se le marcó el alto e intentara huir, tras un enfrentamiento a balazos con un grupo armado en una zona residencial ubicada al poniente de esa ciudad tamaulipeca.
El funcionario dijo que “se tiene conocimiento” de que el indiciado, por quien la PGR ofrecía hasta 15 millones de pesos por información que llevara a su captura, encabeza la célula que mantiene el agudo conflicto con el cártel del Golfo, que ha derivado en una ola de asesinatos y violencia en la región.
Después de hacer un recuento sobre el rol y vertiginoso ascenso del detenido dentro de la estructura de Los Zetas, Vergara precisó que El Ardilla es colaborador directo de Miguel Ángel Treviño, el Z-40, número dos en la cadena de mando de dicha organización delictiva.
Además, La Ardilla es presunto responsable del entierro en narcofosas de más de 200 cadáveres en Tamaulipas, del asesinato del ciudadano estadunidense David Hartley en la Presa Falcón en 2010, así como del homicidio del comandante ministerial Rolando Flores Villegas.
El sábado pasado fueron detenidas otras cinco personas, en balaceras que se desataron después de la captura de Martínez Escobedo.
Como respuesta a la detención del capo, hombres armados realizaron el sábado una serie de bloqueos en avenidas, que causaron múltiples perturbaciones en la vialidad de la región antes de ser retirados alrededor del mediodía.
Cabe recordar que en julio de 2011, el Ejército arrestó a Abraham Barrios Caporal, Erasmo, presunto sicario del grupo de Los Zetas, también acusado de participar en la matanza de migrantes en San Fernando.
De acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Erasmo confesó haber participado en el asesinato y entierro clandestino de personas en el municipio de San Fernando, en Tamaulipas, bajo las órdenes de Salvador Alfonso Martínez, La Ardilla.
El detenido explicó entonces que el propósito de detener a las personas que viajaban en autobuses hacia la frontera de Tamaulipas era “identificar a posibles integrantes” del cártel del Golfo, con el que libran una sangrienta lucha por el territorio.
La organización criminal de Los Zetas fue formada por desertores de las Fuerzas Armadas de México en 1999 como brazo armado del cártel del Golfo.
Sin embargo, en 2010 se separó del mismo y desde entonces ha protagonizado algunos de los episodios más sangrientos de la violencia vinculada al narcotráfico en el país.
Los migrantes indocumentados que pasan por el territorio mexicano, generalmente de camino a Estados Unidos, enfrentan una intensa presión de miembros del crimen organizado, que los secuestran para pedir rescate a sus familias o reclutarlos por la fuerza en las filas de los grupos delincuenciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada